Posicionamiento respecto al 2o Informe de Gobierno

POSICIONAMIENTO RESPECTO AL SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO DEL TITULAR DEL PODER EJECUTIVO DEL ESTADO DE GUERRERO.

Con su venia compañero presidente,

Señor Gobernador Constitucional Héctor Astudillo Flores,

Señor representante del Presidente de la República, Dr. José Narro Robles,

Señor Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis,

Señoras y Señores,

Compañeras y compañeros legisladores,

 

En Movimiento Ciudadano siempre hemos sido críticos y propositivos, reconociendo los logros, pero también las tareas pendientes.

A los problemas ancestrales y rezagos acumulados en el Estado, de carácter económico, político y social, al círculo vicioso no superado de pobreza, clientelismo y caciquismo hay que sumar los crecientes embates de la naturaleza el nuevo desafío del cambio climático.

Después de los sismos registrados en septiembre y de que el huracán Max, azotara nuestras costas, Guerrero está saliendo adelante, en buena medida, por la solidaridad y generosidad de los guerrerenses que, unidos, hicieron frente a estos desastres naturales, pero también, a la pronta intervención del Gobierno del Estado y a la siempre presente solidaridad de nuestras Fuerzas Armadas, siempre solidarias.

No podemos dejar de reconocer la capacidad de trabajo del Ejecutivo Estatal y su despliegue por las zonas siniestradas para coordinar las acciones, motivar a la población angustiada, atender la emergencia, girar instrucciones y orientar la cuantificación de los daños. Lo mismo en Taxco que en Huitzuco en la Costa Chica que en Atenango del Río y en los diferentes municipios que fueron azotados por estas calamidades.

Tampoco podemos dejar de reconocer los logros de su gobierno en materia de desarrollo social, obra pública, infraestructura y desarrollo rural, tampoco la disciplina y responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas y hacer malabares frente a los créditos fiscales multimillonarios que están siendo muy gravosos para el erario público.

De igual manera Señor Gobernador, le reconocemos el contacto permanente con la población de las diferentes regiones de la entidad y su estilo sobrio y republicano de gobierno. No obstante, la violencia y la inseguridad siguen siendo las llagas más profundas que lastiman a la sociedad.

Sin seguridad no hay desarrollo económico ni inversiones, sin seguridad no hay los flujos turísticos deseados, sin seguridad no se logra aprovechar el potencial minero, ganadero, turístico del Estado, sin seguridad no hay el avance educativo que se busca y que se trabaja, sin seguridad la gente vive sometida por la delincuencia.

Sin seguridad no podrá despegar el Estado, y hay que decirlo, ni los logros de su gobierno podrán sobresalir. Esa es la realidad.

La violencia es un lastre que hay que sacudirse.

Hoy los ciudadanos se sienten atemorizados y acosados ante la amenaza permanente de la delincuencia que se ha apoderado de nuestras calles y en algunas regiones ejercen, en los hechos, un poder criminal.

Ya lo decía quien me antecedió en el uso de la palabra, muchos de nuestros jóvenes de los estratos más pobres, ante la falta de oportunidad y la hegemonía criminal, acaban siendo reclutados por estas organizaciones delincuenciales como halcones o sicarios, convirtiéndose en “carne de cañón” en esta guerra interminable.

Líderes de izquierda como recientemente Ranferi Hernández o Ángel Vergara Chamú en Tierra Caliente, periodistas, defensores de derechos humanos, lo mismo que cientos de ciudadanos han sido asesinados con crueldad alimentados por la enorme impunidad e inoperancia del ministerio público, institución autónoma, hay que decirlo.

La impunidad mata, la impunidad alimenta la extorsión, la impunidad es el alimento de la inseguridad.

Ante la crisis de inseguridad que vivimos, Señor Gobernador, nosotros respetuosamente planteamos cambiar la estrategia y tomar decisiones con liderazgo político.

El problema de la inseguridad, no se va a resolver con las mismas políticas, con simulación o por inercia.

Proponemos las siguientes acciones de combate como parte de una estrategia integral de seguridad ciudadana y como la manera para reconstruir el estado de derecho.

En primer término se debe nombrar un nuevo Fiscal General del Estado, ejerciendo la facultad de remoción que le confiere el artículo 142, numeral 7, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero. Ya lo hemos intentado algunos por la vía de juicio político, pero ese juicio no avanza como han avanzado otros procesos. Hay que señalarlo.

Segundo, planteamos eliminar el fuero en Guerrero, como un mensaje claro de que no hay intocables. Por cierto, el PRI en sus documentos básicos y aquí esta el dirigente nacional que no me dejará mentir, es uno de sus propósitos, eliminar el fuero en el país y en los estados. Ya van 15 estados y consideramos que Guerrero debe sumarse a la eliminación del fuero como un mensaje de que no hay intocables.

Tercero, que como líder real y referente su partido con mayoría en este Congreso, coadyuve en impulsar todos los cambios legislativos que están pendientes en este Congreso que van desde elevar las penas por los delitos de extorsión, tipificar el halconeo y normas relacionadas con la seguridad pública.

Planteamos también la depuración, limpieza y certificación total de las policías estatales y municipales. Y la creación de la Nueva Policiaca denominada Fuerza Ciudadana.

Actualmente hay 3,600 elementos de la Policía Estatal, cuando la necesidad del Estado es de entre 12,000 a 14,000 elementos según los estándares internacionales.

Si a esto le sumamos que las corporaciones municipales en su gran mayoría están infiltradas por la delincuencia o son inoperantes es evidente que no hay una fuerza policial que pueda responder a los retos de la seguridad, no podemos dejarle todo a nuestras fuerzas armadas, sobre todo cuando es claro cuando no hay un marco jurídico que regule su actuación. Por eso nosotros con respeto a los derechos humanos, pero con realismo y además como un marco de certeza legal consideramos que se debe aprobar la ley de seguridad interior para nuestras fuerzas armadas.

Hay un tema Señor Gobernador en el que hemos coincidido con Usted, que es la legalización de la amapola con fines medicinales. En marzo de 2016 presentamos una iniciativa en este Congreso para que este Poder Legislativo hiciera uso de la facultad que le confiere el Artículo 71 fracción tercera presentara una iniciativa al Congreso Federal para reformar la Ley General de Salud y la legislación penal.

Coincidimos con Usted en que lo que más sangra a Guerrero son los cuantiosos volúmenes de amapola y todo lo que implica en términos económicos, sociales y delincuenciales, por eso le pedimos de igual manera como líder real de su partido, que impulsemos esta iniciativa y venzamos las resistencias y las voces conservadoras que hay incluso en el gobierno federal que no quieren que esto avance, es un tema de salud pública y es un tema también para tratar de cerrar estos flujos multimillonarios que van para un mercado ilícito.

Dieciocho países en el mundo cultivan legalmente la amapola con fines medicinales, entro otros España, Francia, Alemania, Turquía, India, Japón, China. Mientras ellos mueven su economía y hacen negocios lícitos con una industria orientada a los farmaceúticos, aquí nos estamos desangrando.

Por eso considero que todos los poderes debemos litigar en el Congreso Federal que se abra este debate. El propio Secretario de Salud presente dijo que después de la mariguana seguía la amapola y todavía estamos esperando, ya que se abra el debate y hay que empujar esa legalización.

Por último, quiere referirme y con eso concluyo compañero presidente, a la regulación de las policías comunitarias en el Estado. Nosotros sí impulsamos una reforma a la Constitución Política local, artículo 14, para dar también certeza a las policías comunitarias e impulsar a las genuinas como la CRAC, no aquellas que se camuflajean de policías comunitarias para servir a grupos delincuenciales para hostigar a la población para vulnerar el estado de derecho, creo que es una buena oportunidad para establecer reglas claras y fortalecer el estado de derecho en esta tierra.

De igual manera nosotros no coincidimos en que la culpa de la impunidad sea el nuevo Sistema Acusatorio Penal, lo que ha faltado es capacitar a las instancias en este sistema, no podemos echarle la culpa de las fallas del ministerio público o de la falta de capacitación de los juzgadores a un sistema garantista.

Nosotros consideramos que ese debe ser un tema también de impulsar porque la no operación adecuada del Sistema esta generando irritación.

Concluyo Presidente, con la misma tolerancia que al diputado Pachuca.

Decimos entonces y concluyo, que hay que impulsar este Sistema Acusatorio, capacitar al ministerio público y a los jueces, para que haya certeza, reglas claras, y castigo a los responsables.

Si se toman estas decisiones Señor Gobernador, va a contar con todo nuestro respaldo y creemos que en estos dos años es momento de apretar el paso en materia de seguridad.

Es cuanto.

Leave a comment