Posicionamiento del Diputado Ricardo Mejía Berdeja sobre el proyecto de dictamen referente a la disciplina financiera en Estados y Municipios.

Palacio Legislativo de San Lázaro

17 de julio de 2013

POSICIONAMIENTO DEL DIPUTADO RICARDO MEJÍA BERDEJA, VICECOORDINADOR DEL GRUPO PARLAMENTARIO MOVIMIENTO CIUDADANO, SOBRE EL PROYECTO DE DICTAMEN REFERENTE A LA DISCIPLINA FINANCIERA EN ESTADOS Y MUNICIPIOS.

Gracias, compañero presidente.

Esta reforma constitucional puede ser la primera definición relevante que se tome en esta Cámara de Diputados, después de una serie de reformas fallidas que se han realizado al amparo del Pacto por México.

Esta reforma tiene la virtud que no surge de un dictado de la pactocracia, sino que surge de una iniciativa plural de legisladores de todos los partidos; surge, incluso, retomando la facultad que tenemos en el artículo 72, de ser la Cámara de origen cuando se tratan estos temas, facultad que quería escamotearnos, sorprendernos nuestra colegisladora.

Y decía que puede ser la primera reforma relevante, porque yo preguntaría, después de casi ocho meses de promulgada la reforma laboral: ¿Acaso hay más empleos en el país? ¿Acaso hay más competitividad? ¿Acaso hay crecimiento económico? ¿Acaso hay mejores salarios?

La reforma educativa hasta ahora ha traído más problemas que beneficios para el país y siguen esperando los maestros de México, los padres de familia, la discusión de la legislación secundaria.

Otra reforma inconclusa y que apunta a fallida, es la reforma de Telecomunicaciones. Ni han mejorado las tarifas ni han mejorado los servicios. El público usuario sigue esperando que esta reforma no sea solamente un trueque entre oligopolios en el país.

Por otro lado, la reforma financiera –que ya se presentó– no es más que mayores facilidades de cobro a las instituciones bancarias. Cárcel para deudores y secuestro de bienes es la manera como se busca estimular los créditos en el país.

El país ha tenido un declive en materia de crecimiento económico en estos meses, en este periodo. Ha repuntado la inflación y la carestía es cosa que se ha ido acentuando a la luz de los gasolinazos y de los aumentos de productos de la canasta básica.

Por eso insisto en que ésta es, quizá, la primera reforma relevante que se va a construir en esta Legislatura.  Desde el inicio de los trabajos de esta Legislatura insistimos en la necesidad de poner un alto a los endeudamientos criminales que se han venido presentando en diferentes partes del país.

La deuda subnacional de estados y municipios pasó de 203 mil millones de pesos a 434 mil millones en sólo cuatro años, según  cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Hoy se quiere poner esta solución que nos parece que es un primer paso. Faltan todavía otras reformas. Lo vemos como coloquialmente se dice: Después de ahoga el niño, a tapar el pozo.

Después de los Andrés Granier, después de los Humberto Moreira, ahora sí a regular los endeudamientos criminales que han provocado falta de obra, falta de servicios, nuevos impuestos y pérdida de oportunidades para generaciones enteras en varios estados del país.

Hoy en día la deuda pública per cápita es encabezada por el estado de Coahuila, donde cada coahuilense debe 13 mil 281 pesos producto de un endeudamiento criminal de seis años.

Pasó con Enrique Martínez, hoy secretario de Agricultura, de ser una deuda prácticamente cero deuda, a 36 mil millones de pesos con Humberto Moreira que hoy está cómodamente instalado viviendo como rey en Barcelona, España.

Quintana Roo tiene una deuda per cápita de 9 mil 774 pesos por habitante; Nuevo León, 8 mil 141 pesos por habitante.

Y la pregunta es ¿a dónde se ha ido toda esta deuda? Según estudios, por cada peso que se contrata de deuda sólo 16 centavos se destinan a inversión productiva. Es decir, es una mentira cuando se argumenta que es para obra y que es para proyectos; sólo 16 centavos.

Yo preguntaría: en esos estados que están endeudados ¿cuántos constructores de obras que se realizaron supuestamente con esos préstamos no se les pagó y están quebrados?

Es decir, la deuda se fue a la corrupción y al desvío de recursos para financiar proyectos políticos y proyectos electorales. Fue una orgía financiera y un desvío de recursos para construir candidaturas.

De varios financiamientos surgieron hoy candidatos, surgieron gobernadores y surgieron también financiamientos incluso a la campaña presidencial del PRI. Por eso qué bueno que se están tomando estas medidas.

Pero compañeras y compañeros diputados, a nosotros nos parece insuficiente que sean sólo las legislaturas locales, ahora por las dos terceras partes, las que aprueben estas deudas.

Todos sabemos que los congresos locales están al servicio de los gobernadores, sean del color que sean. Por eso como reserva habremos de presentar una propuesta para que una vez que las legislaturas locales aprueben los empréstitos, sea la Cámara de Diputados  quien también los ratifique.

Se podrá alegar con un falso federalismo que esto afecta a las legislaturas, pero les puedo preguntar que los ciudadanos de esos estados que hoy sufren las consecuencias de esta corrupción galopante  de las deudas nos lo van a agradecer.

El federalismo no puede ser coartada para la corrupción, para el desvío de recursos ni para el financiamiento de campañas electorales con la deuda de muchos ciudadanos. Por eso vamos a insistir en esta propuesta que presentaremos como reservas y vamos a insistir en que esta disposición no sea un borrón y cuenta nueva.

Sí nos interesan nuevas reglas y mayores candados para la contratación de préstamos en los estados y municipios. Pero nos interesa también que no haya impunidad, que no haya intocables. Ahí está Granier, pero falta Moreira y faltan varios ex gobernadores.

Por eso vamos a insistir en el tema y no quitaremos el dedo del renglón. Esta reforma no es borrón y cuenta nueva y no es un pasaporte a la impunidad.

Es cuanto.

Leave a comment